La metalmecánica se fortalece en la construcción ecuatoriana

25, Agosto 2017 | Por El Universo

La metalmecánica se ha convertido en una industria que incursiona en varias otras que están en continuo desarrollo. Entre estas tenemos la agrícola, la de construcción, la alimenticia, la hidroeléctrica, la maderera y la textil. La participación conjunta de la primera con las demás avanza paralelamente a las exigencias de producción y a parámetros establecidos internos y extranjeros.

Guillermo Pavón, director general de la Federación Ecuatoriana de Industrias de Metal (Fedimetal), señala que las fortalezas de la metalmecánica en la industria ecuatoriana se deben a la calidad de los productos “sustentados en normas y reglamentos nacionales e internacionales, la versatilidad de los mismos que hace posible atender requerimientos específicos conforme a la demanda del mercado y el compromiso de nuestras industrias por estar acordes con el desarrollo tecnológico; tenemos industrias que han incorporado tecnología digital a sus procesos y tienen tecnología de última generación en su infraestructura”.

Añade que la industria metalmecánica con sus productos está presente en todos los sectores económicos con la provisión de materiales o insumos, así como con bienes de capital o equipos para procesos productivos y servicios.

“Dado el aporte para la economía que representa el sector de la construcción podría decirse que es en este sector en el que tenemos más presencia por el volumen de participación de nuestras empresas con varillas de acero, perfiles en general, alambres, clavos, conductores eléctricos, transformadores, mallas, paneles para techos, frisos, paredes y cielos rasos, bandejas y ductos portacables, alcantarillas, estructuras, puentes, tubería, entre otros”.

Otras industrias
Pavón explica que la participación en el mercado es menor en bienes de capital para la agroindustria, el sector eléctrico, de hidrocarburos, en los que la metalmecánica, conforme a los requerimientos del mercado, atiende con recipientes de presión, clarificadores, deshidratadores, intercambiadores de calor, bombas, sistemas de riego, plantas procesadoras de legumbres, hortalizas, frutas, lácteos, equipamiento para la industria de azúcar, cerveza, entre otros bienes.

La industria metalmecánica atiende en el sector hidroeléctrico, en el cual desarrolla componentes hidromecánicos tales como tubería de conducción, tubería de presión, bifurcadores, compuertas, rejillas, desarenadores, tubos de succión, espirales, revestimientos de pozo, así como también componentes electromecánicos para centrales y subestaciones eléctricas, paneles de distribución, elementos estructurales de soporte, torres de transmisión y conductores de alta y baja tensión.

En el sector de hidrocarburos cuenta con recipientes de presión, tanques de almacenamiento, separadores de crudo y gas, separadores de agua libre, torres y columnas para fraccionamiento, hornos de sal, calentador - tratador electrostático, cámaras flash para desalinización, calentadores indirectos de crudo, manifolds, generadores de vapor, soporte de equipos y ductos.

La metalmecánica también está presente en la industria farmacéutica y química con productos tales como agitadores, mezcladores, reactores, marmitas, autoclaves, dosificadores, torres de destilación plantas de agua desionizada y purificada, evaporadores de vacío, intercambiadores de calor, aeroenfriadores, y otros.

Panorama
El director general de Fedimetal asegura que tomando en cuenta la participación de la metalmecánica en el mercado, hay una disminución aproximada del 13 % en promedio contemplando la contracción de la economía. “Considerando el 2015, que también en relación con el 2014 representó un similar resultado para nuestra industria”, agrega. Sin embargo, resalta la inversión realizada por ese sector en infraestructura y equipamiento, entre 2015 y 2016, que supera los 200 millones de dólares.

Él advierte mucha incertidumbre en lo que podría ser el 2017 para este sector, las empresas están trabajando en promedio al 50% de su capacidad instalada.

Para tomar en cuenta
La materia prima para la metalmecánica básicamente consiste en dos tipos de producto: los largos, que incluyen barras, perfiles y alambres, y los planos o láminas y planchas de acero.

Lo que se importa en su totalidad son las láminas y planchas de acero, que aproximadamente representan 400 mil toneladas al año de un consumo aproximado de 1,4 millones de toneladas en productos de acero. (I)